Cuba, Estados Unidos y Venezuela, en el centro de VII Cumbre de las Américas

Ciudad de Panamá, 11 de abril de 2015 (Círculo Digital).- La histórica reunión entre los presidentes Raúl Castro de Cuba y Barack Obama de Estados Unidos, así como los cuestionamientos a Washington por considerar a Venezuela una amenaza, marcaron la jornada sabatina en la VII Cumbre de las Américas.

Durante los dos días del encuentro continental en Panamá, la participación de Cuba por primera vez en este tipo de actos ocupó la atención, tanto de los más de dos mil periodistas asistentes como de los mandatarios del hemisferio.

Los dos presidentes cumplieron con las expectativas al sostener una reunión de dos horas en un salón privado del centro de convenciones Atlapa, la primera desde que el 17 de diciembre comenzó el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas rotas hace 56 años.

La distensión empezó el viernes cuando Obama y Castro se estrecharon la mano, en preparación para su cita de este sábado, precedida por sus discursos ante sus colegas y por las referencias de los mandatarios a la nueva relación.

Tras un recuento histórico de “las agresiones de Estados Unidos contra Cuba” desde el siglo 19, Castro calificó a Obama como “un hombre honesto” y lo exculpó del embargo económico implementado contra la isla caribeña desde la década de 1960.

Pero eso sí, Castro pidió a Obama sacar a Cuba de una lista de países considerados por Estados Unidos como patrocinadores del terrorismo como paso previo al reinicio de las relaciones diplomáticas y la apertura recíproca de embajadas.

De manera previa, Obama consideró que “el hecho de que estemos sentados aquí es un momento histórico; es la primera vez en más de medio siglo que todos (los presidentes de) Las Américas están juntos hablando”.

La mayoría de los presidentes de América reconocieron en sus discursos la valentía de Obama de abrir el proceso para normalizar los vínculos con Cuba en todos los ámbitos con respecto a sus diferencias, lo cual posibilitó la presencia de Cuba en Panamá.

Pero también advirtieron un proceso largo por las resistencias internas que encontrará Obama para levantar el embargo contra Cuba y hubo una condena a la calificación de Venezuela como amenaza.

“Todavía hay mucho camino por recorrer, hay mucha resistencia por las medidas que ha tomado el presidente Obama”, indicó el mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega, quien de todos modos se congratuló por la nueva relación entre Cuba y Estados Unidos.

De esta manera, para Obama la cumbre tuvo un sabor agridulce, con elogios por su decisión de lanzar negociaciones para restablecer las relaciones con Cuba y con reproche por emitir un decreto que considera a Venezuela una amenaza para su seguridad nacional.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, dijo que se rió cuando fue informada del decreto de Obama sobre Venezuela y se sumó a varios mandatarios que exigieron la derogación de la iniciativa del presidente estadunidense.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, consideró como un intento por dividir a los pueblos latinoamericanos la decisión de Obama de reanudar relaciones con Cuba y por otro lado emitir el decreto contra Venezuela.

Obama y Maduro sostuvieron una breve reunión informal en los pasillos del centro de convenciones, en el primer contacto entre ambos luego que el presidente venezolano ha enviado mensajes para solicitar una reunión desde hace dos años.

Antes, Maduro en su discurso ante la cumbre tendió la mano a Obama y afirmó que Venezuela “no es antiestadunidense”. 

 

Rechazo a sanciones contra Venezuela

Los presidentes Correa, Dilma, Castro y Fernández habían reprobado las sanciones contra Venezuela. cuando le tocó el turno a Evo Morales, quien dijo que el imperialismo divide las naciones en buenas y malas. Las malas para el Imperio son aquellas que defienden su soberanía, recursos naturales y su identidad. Las buenas son lo contrario.

El presidente venezolano Nicolás Maduro dijo tender la mano a Barack Obama para dialogar sobre lo que Estados Unidos y su país deben dialogar para resolver sus diferencias.

“Venezuela está bajo amenaza, bajo agresión y eso debe ser desmontado. Queremos paz y queremos construir una relación civilizada”, dijo.

En su lenguaje característico, Maduro dijo que “cuando viene un funcionario extranjero a hablar mal de mi país, disculpen la expresión, yo me encabrono”.

La intervención de Maduro ocurrió cuando Barack Obama ya había abandonado el Centro de Convenciones Atlapa, donde se desarrolla la Cumbre de las Américas, por lo que las más de 10 millones de firmas recabadas contra las sanciones decretadas por el estadunidense fueron entregadas a su canciller. (Con información de Notimex y proceso.com)

Check Also

COLIMA, Colima, 12 de diciembre, (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).—El candidato de la alianza PAN, PT y Partido Humanista a la gubernatura estatal, Jorge Luis Preciado, advirtió que el cambio en esta entidad ya es inevitable, y va a ocurrir “contigo, sin ti y a pesar de ti”, en referencia a quienes se niegan a aceptar la alternancia política.

Colima va a cambiar, contigo, sin ti, y a pesar de ti: Preciado

COLIMA, Colima, 12 de diciembre, (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).—El candidato de la alianza PAN, …