Entre carreras y con sueño regresan a clases más de 36 millones de alumnos

Ciudad de México 29 Abril  (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).-Desde antes de las 7:00 de la mañana hasta como a las 8:00 horas, niñas, niños y jóvenes de preescolar, primaria y secundaria corrieron con caritas de sueño después de 15 días de disfrutar del periodo de vacaciones de Semana Santa.

Las mamás, atrás de ellos también corrían apresurándolos, pues algunos se quejaban de que la mochila les pesaba y que tenían sueño, pues la levantada para llegar a tiempo a la escuela es, en algunos casos, a las 5:00 y en otros a las 6:00, que son los que viven más cerca y pueden irse caminando

Este lunes regresan a clases unos 25.4 millones de alumnos y 1.2 millones de maestros en más de 226 mil escuelas públicas y privadas de educación básica, incorporadas al Sistema Educativo Nacional, al igual que los casi 1.9 millones de estudiantes que cursan estudios de capacitación para el trabajo; 9.2 millones de Educación Media Superior y Superior, y más de 88 mil alumnos de educación normal.

En la colonia Escandón muy cerca de las estaciones del Metro Tacubaya y Patriotismo, se vieron imágenes de los menores de edad junto con sus padres corriendo para alcanzar abierta la puerta de la escuela.

Algunos padres con sudor en la frente que les provocó la carrera que hicieron para dejar en la puerta sus pequeños, se quejaban del tránsito, y de las personas “imprudentes” que se paran en doble fila, aunque lo hagan rápido, para dejar también a sus hijos en la escuela.

Sonia, abuela de dos niños que abandonaron sus padres y de los que se hace cargo desde hace tres años, primero dejó a su nieta, que cursa el segundo año de primaria en la Escuela Ángela Peralta, que se encuentra en Avenida Revolución casi con José Martí, para luego irse corriendo a dejar al otro a la Escuela José Eleuterio, que va en sexto grado de primaria, ubicada en Patriotismo y José Martí, es decir, a cinco cuadras de diferencia.

También Elizabeth, quien como ella dijo “regresamos a la realidad”, pues se tuvo que levantar a las 5:00 de la mañana para preparar los “lunches”, y darles aunque sea un licuado para que no salgan “con la panza vacía”, pues apenas anoche llegaron de viaje, se fueron a Guanajuato, con sus tías que viven allá los 15 días.

“Me levanto a las 5:00 de la mañana porque si no, no llegamos, vengo de San Pedro de los Pinos, y tenemos que tomar el pesero que viene por Patriotismo, porque el Metro viene muy lleno y luego no te puedes ni subir, pero lo bueno que hoy no nos topamos con mucho tráfico, como siempre pasa cuando es primer día de clases”, indicó.

En cambio, Juan Carlos que tenía que correr a su oficina luego de dejar a sus hijos en la escuela, señaló que apenas y llegó, pues el tráfico estaba. “Imposible, y luego los imprudentes que se para en doble fila a dejar a sus hijos en la Montessori (escuela privada), pararon todo en Martí, pero corriendo llegamos, a la 14 de Abril”, indicó.

Otra señora con ceño fruncido apuraba los niños y niñas que venían lentos cargando grandes mochilas, y quienes se quejaban que tenían sueño, pero lo bueno es que como va a ser Día del Niño en la escuela lo festejan.

Otra señora, que se encontraba con otro grupo de mamás afuera de la Escuela Ángeles Peralta, se mostró desconfiada de conversar porque le da miedo la inseguridad.

“Por qué pregunta tanto, pues ya ve cómo están las cosas, a mi me da miedo… qué cómo me fue este primer día?, pues bien, normal, como no salimos de vacaciones, sólo costó trabajo levantar a los niños que ya se habían acostumbrado a dormirse tarde, pero nos vemos ¡eh!, tengo prisa”, dijo al irse casi corriendo y sin querer decir su nombre, ni en qué año iban sus hijos en la primaria.

La mayoría de los jóvenes de secundaria, en la 42, que está en Carlos B. Zetina y Martí llegaban solos, somnolientos, pues ellos entran a las 7:00 de la mañana, y Carlos dijo que sólo porque el profesor matemáticas les dijo que iba a poner examen cuando regresaran de vacaciones vino, “si no, me hubiera quedado otro día para dormir y descansar”.

En cambio Carmen llegó muy peinada de cola de caballo, con un maquillaje muy ligero, que apenas se percibía, y contenta porque ya regresa a clases, pues como en su casa no salen fuera de la cuidad, y tampoco la dejan salir, por la inseguridad, se divierte más en la escuela con sus amigas.

Y así se repiten las escenas de niños y padres corriendo para llegar a tiempo y que nos les cierren la puerta, pues muchos papás y mamás también regresan a trabajar después de los días de asueto, pues piden vacaciones junto con sus hijos, porque si no, ¿quién los cuida?.

De acuerdo con la Secretaría de Educación Pública (SEP), la matrícula total del Sistema Educativo Nacional en el ciclo escolar 2018-2019, es de 36.6 millones de alumnos, atendidos en 258.5 mil escuelas, con el apoyo de 2.1 millones de profesores.

Check Also

Libertad y libertinaje

Análisis a Fondo Francisco Gómez Maza   · Publicar, con verdades, lo que no complace …