Murat, Robles y Yunes, van: Trife

OPINIÓN

*ROBERTO VIZCAÍNO 

A un mes de la elección del 5 de junio, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, cuyos fallos son irrefutables e inamovibles, confirmó a Alejandro Murat y a Benjamín Robles como candidatos sólidos a contender por la gubernatura de Oaxaca, y a Miguel Ángel Yunes para participar en el proceso de gobernador de Veracruz.
Con estas resoluciones dictaminadas y aprobadas por mayoría absoluta, los 7 magistrados de la Sala Superior del organismo echaron por tierra varios supuestos que corrieron durante al menos dos o tres meses con los que los opositores y críticos de estos candidatos esperaban verlos fuera de la contienda.
Sin duda el veredicto más esperado, por sus implicaciones y consecuencias, era el de Alejandro Murat, hijo del muy controvertido y repudiado exgobernador José Murat Casab.
Alejandro fue acusado por sus contendientes de no cumplir con los requisitos constitucionales de tiempo de residencia de 5 años en el estado, previa la elección.
El recurso interpuesto en su contra era por demás sólido porque había demasiados elementos que situaban a Alejandro Murat como nacido en Tlanepanlta, Estado de México, y como una persona que prácticamente nunca había ni vivido ni siquiera ser un paseante habitual en Oaxaca.
Sus estudios los hizo no sólo fuera del estado al que ahora aspira a gobernar, sino hasta fuera del país.
Su corta vida profesional la realizó en el Estado de México dentro de una sola administración pública, la del entonces gobernador Enrique Peña Nieto y luego como una continuación inercial como director del Infonavit, con Peña Nieto como Presidente de la República.
Detrás del recurso interpuesto contra el hijo del exgobernador Murat Casab, estaba implícito además un fuerte resentimiento dejado entre al menos media docena de otros aspirantes del PRI a gobernar Oaxaca, todos ellos nacidos en el estado y con sólidas carreras políticas de amplio trabajo en la entidad, y dentro de su partido, que de repente fueron echadas a la basura para darle paso a un advenedizo que no tenía más antecedente que ser un junior de la política.
Todos ellos esperaban que el Tribunal Electoral de alguna forma les hiciera una especie de “justicia divina” echando abajo la candidatura de un candidato al que prácticamente nadie conoce en Oaxaca simple y llanamente por no ser de ahí.
Al final la resolución del Trife se basó en una sola muy cuestionable y poco entendible
razón jurídica:
Porque “la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Oaxaca establece que para aspirar a la candidatura a la gubernatura no solamente basta con el hecho de haber nacido en la entidad o haber residido en ella los últimos cinco años, sino que también tienen la posibilidad de contender por el cargo los hijos de los ciudadanos de Oaxaca.
“No sólo los que nacen en el Estado de Oaxaca son ciudadanos de Oaxaca; son ciudadanos de Oaxaca los hijos de padre y madre oaxaqueña y los residentes; son tres categorías. Y estas categorías vienen de antaño, no son una innovación, es el famoso ius soli del Derecho Romano, combinado con el ius sanguinis también del Derecho Romano y con la residencia en el Estado de Oaxaca”.
De ahí que hayan considerado “intranscendente el hecho de que Murat Hinojosa no haya nacido en el estado, ni cumpla con el requisito de la residencia mínima de cinco años en la entidad, ya que cuenta con el requisito, avalado por la Constitución local, de ser hijo de madre y padre oaxaqueños, esto es que toda una familia respalda su origen”.
Fin del debate jurídico.
Quedan ahora muchas cuestiones por resolver: el repudio creado luego de la abierta y abusiva intervención de su padre, el exgobernador José Murat por imponerlo como candidato y ahora como gobernador; las dudas razonables sobre el origen de su fortuna, la cual evidentemente no pudo ser construida por cauces legales; el enorme rechazo político y social que concita su candidatura por considerarlo un fuereño; la casi certeza de que su padre lo usará para volver a meter mano en los asuntos y presupuestos estatales y, en fin, la fuerte percepción de que de ganar, sólo será una especie de “Juanito” a modo del exgobernador para volver a manipular en el estado.
VA TAMBIÉN BENJAMIN
Dentro de la misma resolución, los magistrados confirmaron la candidatura del experredista Benjamín Robles Montoya, ahora candidato del Partido del Trabajo.
A Benjamín sus contendientes lo acusaban de haber participado simultáneamente en dos procesos internos de elección de candidatos, cosa sancionada con la anulación de la candidatura.
Esto porque primero participó en el proceso interno de la alianza PRD-PT de la cual finalmente salió candidato José Antonio Estefan Garfias, de la cual salió para luego ser elegido como candidato del PT.  
Al respecto el Trife determinó que Robles no participó simultáneamente en dos procesos, porque al final fue electo por el PT, partido que siempre estuvo en el proceso inicial. Es decir, Estefan Garfias quedó como candidato del PRD y Robles del PT porque los dos partidos al final disolvieron su alianza.
YUNES LA SALVÓ
En el caso de Miguel Ángel Yunes Linares, de quien el PRI reclamó no ser reconocido como candidato de la alianza PAN-PRD a la gubernatura de Vercruz por “no tener un modo honesto de vivir”, los magistrados decidieron desechar la petición porque el PRI no pudo acreditar ninguna prueba de que lo que afirmaba era cierto.
Al resolver el expediente SUP-JRC-172/2016, el Pleno determinó que al Partido Revolucionario Institucional no le asistió la razón en su alegato, ya que al solicitar que se revocara el registro de Yunes Linares como candidato
Así que Yunes Linares sigue al frente de esa alianza por la gubernatura de su estado.
En este caso sorprende que los avezados abogados electorales del PRI y los dirigentes del partido, especialmente de uno tan experimentado como el sonorense Manlio Fabio Beltrones, no hayan podido presentar ninguna prueba de deshonestidad por parte del exdirector del ISSSTE, cuando han manejado mediáticamente varios expedientes con supuestas pruebas de malos manejos del Yunes Linares.
Con este resolutivo el candidato panista-perredista va a pasearse por Veracruz mostrándolo como si fuese un salvoconducto de honestidad, contra quienes lo acusaban de ser un pillo.
En fin…
NUEVA DIRIGENCIA
Hoy, en el Poliforum Cultural Siqueiros de la Ciudad de México, la Conferencia Nacional de Municipios de México -que agrupa a los 2 mil 446 municipios del país- dará posesión a Isidro López Villarreal, presidente municipal de Saltillo, Coahuila, como su nuevo presidente.
Esto ocurrirá durante la reunión anual del Consejo Directivo. Se espera que de ahí surjan las nuevas estrategias para el fortalecimiento de los municipios de México.
Entre los invitados especiales estarán: Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México; Jesús Zambrano, presidente de los Diputados y Roberto Gil Zuarth, presidente de los Senadores.

Check Also

Más de 73 mil defunciones en México por COVID-19

Suman más de 73 mil defunciones en México por COVID-19

La Secretaría de Salud informó que en México las defunciones confirmadas por COVID-19 alcanzan los 73 mil 258 casos, así como se registran 81 mil 424 casos sospechosos.