Home / Fallece RaúlCárdenas, símbolo Azul

Fallece RaúlCárdenas, símbolo Azul

MÉXICO, 26 DE MARZO (CÍRCULO DIGITAL).- Raúl Cárdenas, quien fuera técnico de la Selección Mexicana en el Mundial de 1970 falleció ayer a los 87 años.

Como jugador visitió distintas camisetas en el balompié nacional.Defendió al España, Guadalajara, Marte, Puebla y Zacatepec. Su desempeño lo llevó a ser tres veces mundialista en Suiza 1954, Suecia 1958 y Chile 1962.

No pudo anotar en esas justas y marcó un autgol en tierras helvéticas ante el cuadro de Francia.

Fue el primer estratega que logró clasi car al Tri a la segunda ronda de una Copa del Mundo, en la que fue eliminado en cuarto de  nal ante Italia por 4-1 en el que hoy es estadio Nemesio Díez.

El ‘Güero’ fue multicampeón con Cruz Azul. Como director técnico del cuadro de La Máquina, logró cinco títulos de Primera División (1968-69, México 70, 71-72, 72-73 y 73- 74) de los ocho que actualmente tiene el equipo de La Noria.

Además salió victorioso en tres campeonato de CONCACAF, en 1969, 1970 y 1971, conquistó otro trofeo más de Campeón de Campeones en 1974 y un subcampeonato de Liga en al término de la temporada 1969-70.

El conjunto celeste lo considera como el gran forjador de un club que pasó de ser joven “a faltarle al respeto” a los grandes equipos de la época hasta el punto de ganar el prestigio que hoy goza.

Luego de su paso por el conjunto cementero, también logró coronarse en el América (1975/76).

Como un estratega ganador, llevó a las Águilas a ganar el torneo de Concacaf de 1978 y la Copa Interamericana ante el Boca Juniors de ese mismo año.

Su llegada a ese banquillo emplumado fue polémica, luego de que Cárdenas aceptara la oferta milloneta, pese a que se le había pedido en Cruz Azul que no  chara con uno de los máximos enemigos deportivos como lo eran los cremas.

Cárdenas nunca pudo olvidar su paso con los Cementeros, porque fue el equipo donde tuvo sus mejores etapas de su carrera profesional en el futbol mexicano.

Durante los últimos años de su vida, vivió en Cuernavaca, Morelos hasta que dejó de existir en pleno Viernes Santo.