¿Cómo reducir tus gastos personales en un mes?

Para el 82% de las mexicanas y mexicanos es difícil cubrir gastos básicos y pagar sus cuentas personales. Sin importar si mantienen a su familia o no.

De acuerdo con un estudio realizado por la plataforma comparadora de productos financieros Coru.com, en noviembre de 2020, 8 de cada 10 mexicanos –entre los 18 y 54 años– aseguran que los gastos personales y del hogar cada mes.

Tanto para mujeres y hombres en este rango de edad es “algo difícil” o “muy difícil” pagar los servicios básicos como agua, luz, gas e internet y otros gastos fijos como tarjetas de crédito, préstamos personales o tandas con sus ingresos actuales. Esto sin importar el número de dependientes económicos. Incluso si no los tienen.

“Existe la creencia de que los solteros tienen una situación financiera más holgada, más saludable. Sin embargo, quienes no tienen dependientes económicos tienen dificultades a pesar de tener menos responsabilidades. Esto es en parte debido al panorama económico actual, pero también por la falta de atención a las fugas de dinero”, señala Sebastián Medrano, director de Coru.

Esos “gastos hormiga” que haces en automático como parte de tu rutina diaria, o que son pequeños pero constantes –los “gastos fantasma”–, representan hasta el 12% del ingreso anual de un trabajador, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Identificar este tipo de gastos en tu vida es el primer paso para tener unas finanzas saludables y llegues a la quincena sin problemas. Sabemos que al ser un ejercicio de autoconocimiento puede ser difícil por lo que Coru tiene algunos consejos que harán esta tarea más fácil:

Registra tus gastos

¿Le diste unas monedas a un músico callejero? ¿Compraste chicles en el semáforo? ¿Tienes una suscripción a una o más plataformas de streaming? Anótalo todo. Durante una quincena registra cada gasto que realices por muy insignificante que parezca: desde el boleto de metro o el viaje en Uber hasta el pago de servicios básicos. Al final de las dos semanas identifica cuales son tus gastos innecesarios y limítalos en las dos siguientes. Te sorprenderás al ver la diferencia que esos pequeños gastos hacen en tu quincena.

Revisa tus recibos de servicios y estados de cuenta

A veces la memoria falla y te olvidas de los servicios a los que estás suscrito o, incluso, que no sabes que pagas. Revisar tus estados de cuenta a detalle, así como los recibos de internet o televisión por cable, para identificar las suscripciones y cargos que no dejaste de usar, o bien seguros y planes o servicios que no sabías que tenías contratados. Evita los periodos de prueba o si los usas, no olvides desactivarlos.

Pide una retroalimentación

Identificar los gastos hormigas en tu rutina diaria puede ser una labor muy difícil, en especial porque los haces en automático, sin pensarlo. Pide ayuda a un amigo o familiar con quien convivas regularmente; eso te ayudará a analizar con otros ojos si un gasto es normal, o reflexionar si un gasto es normal o en realidad es innecesario. Por ejemplo, tener un servicio de internet de alta velocidad puede ser necesario en el contexto de la pandemia de COVID-19 ya sea por cuestiones laborales o escolares, pero si no trabajas en casa o vives solo quizá sea un exceso. Recuerda que este ejercicio es sin enojarse, solo están ahí para ayudarte.

Pon las cosas en perspectiva

Una vez que identificaste los gastos haz cuentas. ¿Cuánto gastas en café a la quincena, y en chicles? ¿Cuánto de tu quincena se va en pagar servicios de streaming o en suscripciones que ya no usas? Por ejemplo, si tienes las membresías más básicas de streaming de audio y de las tres principales plataformas de video en línea gastas casi 6,500 pesos al año, el equivalente a un todo incluido en Cancún durante cuatro días en un hotel 4 estrellas.

Con estos consejos, tus finanzas tendrán una mejora a corto plazo. Sin embargo, para lograr la estabilidad y tranquilidad financiera, lo ideal es complementarlos con un presupuesto, así como un plan de ahorro.

Check Also

La analítica de datos en la PyMEs: la información como un activo

Por: René Martin Torres Fragoso* ¿Cómo cree que la mayoría de las pequeñas y medianas …