Inician vecinos resistencia civil pacífica contra el Cablebús

Ciudad de México, 17 Enero (MENSAJE POLÍTICO /CÍRCULO DIGITAL).-Desde la mañana de este viernes, vecinos de la colonia La Purísima Ticomán y del pueblo de Cuautepec iniciaron la resistencia civil pacífica contra la construcción del Cablebús y se manifestaron en las máquinas instaladas sobre la calle Plan de Ayutla esquina con Escuadrón 201 de la Alcaldía Gustavo A. Madero, pues argumentan que no fueron consultados ni informados sobre los trabajos de este medio de transporte, el cual tendrá seis estaciones que abarcarán de la terminal del metro Indios Verdes a Cuautepec.

Los colonos exigen a las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México —encabezado por Claudia Sheinbaum— detener la construcción del Cablebús, al indicar que dañará las viviendas y aumentará el tráfico de la zona.

Angélica García, habitante de la calle Escuadrón 201, denunció que desde la madrugada trabajadores —quienes dijeron ser ingenieros— colocaron la maquinaria y le advirtieron que comenzarían los trabajos para construir uno de los postes que sostendrá la estructura del Cablebús.

“En la noche llegaron unos ingenieros para empezar a trabajar, me dijeron que aquí caía uno de los postes del Cablebús, nunca nos vinieron a decir nada no sabíamos nada, se supone que las máquinas las iban a poner sobre la calle Miguel Bernard, y de repente vienen y nos ponen esto aquí”, expresó.

Detalló que están recolectando firmas de los vecinos para llevarlas a la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, ya que acusan que violentan sus derechos al realizar una obra para la que nunca fueron consultados ni informados.

Los vecinos tanto de Cuautepec como de la colonia La Purísima Ticomán se organizaron para realizar guardias en la maquinaria y evitar que inicien los trabajos. Prevén instalar un campamento para vigilar la zona.

Alfredo Cabildo, habitante de la calle Plan de Ayutla, indicó que la construcción del Cablebús afectará la vialidad y aumentará el tráfico, puesto que las calles son muy angostas y hay pocas vías de salida, por lo que las avenidas principales siempre están congestionadas.

“Nos van a dejar encerrados, son muy pocas las calles para salir de La Purísima, es un caos en horas pico, y ahora si cierran las calles con sus máquinas, menos vamos a poder salir, de por si hay pocas formas de llegar aquí a la colonia, si nos ponen el poste del Cablebús ¿cómo le vamos a hacer? “, se cuestionó.

Por la tarde llegó a la calle Escuadron 201, Manuel Fernando Galindo Altamirano, director general del Sistema de Transporte Público Cablebús de la Ciudad de México, quien escuchó los reclamos de los vecinos.

“¡No queremos el Cablebus!”, “¡Llevense sus máquinas!”, “¡No nos vamos a ir de aquí hasta que se lleven sus máquinas”, “¡A fregadazos o como sea defenderemos nuestras casas!”, fueron algunos de las consignas que expresaron los colonos.

Una de las vecinas, Lorena Gómez, le dijo a Galindo Altamirano que supuestamente la obra es para beneficio de los vecinos de Cuautepec, pero le recordó que ellos mismos le dijeron el pasado miércoles en una asamblea general que no lo quieren.

El funcionario capitalino se comprometió a que no realizaría ninguna obra sin el consentimiento de los vecinos y dijo que retirarían la maquinaria. Sin embargo evadió dejar algún documento firmado para oficializar su promesa.

Los vecinos de La Purísima se mantendrán vigilando la maquinaria para evitar que “los sorprendan” y comiencen los trabajos, pese a su descontento”.

Check Also

Acuática Nelson Vargas: un México por el agua.

Ciudad de México, 22 Febrero (BALÓN CUADRADO /CÍRCULO DIGITAL).-Durante la preciosa mañana de hoy y …