Home / CDMX / Recaban firmas para iniciativa de ley ciudadana de comercio popular #ChambeandoAndo

Recaban firmas para iniciativa de ley ciudadana de comercio popular #ChambeandoAndo

 

● Comerciantes populares recaban firmas para presentar la iniciativa ciudadana de ley “Chambeando Ando”, que busca su reordenamiento eficaz.

● Con la legitimidad de las organizaciones incorporadas a MODECCOS, buscan incidir en la regulación y reconocimiento del trabajo en el espacio público la Ciudad de México.

Ciudad de México 30 Julio (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).-Este lunes arrancó la etapa final de acopio de firmas para la presentación de la iniciativa ciudadana de ley “Chambeando Ando”, que busca garantizar a las y los comerciantes populares de la Ciudad de México una vida digna, con el reconocimiento de sus derechos sociales a la salud, pensión y vivienda que, actualmente no poseen.

En ella se congregan las voces de los miembros de las cerca de 70 organizaciones pertenecientes al Movimiento por los Derechos Constitucionales del Comerciante Popular y del No Asalariado (MODECCOS), lo que refuerza la legitimidad de la propuesta que, apela a las necesidades de más del 33% de la población citadina dedicada al comercio popular en el espacio público.

En la propuesta de ley que se presentará a la Cámara de Diputados local, el próximo mes de septiembre, se propondrá un proyecto que apela a derechos y obligaciones del sector, con una perspectiva de derechos humanos y con el principio de la no discriminación, dando prioridad a las personas pertenecientes a grupos en prioritarios: madres solteras, personas de la tercera edad, personas de pueblos o barrios originarios, así como de comunidades indígenas, o jóvenes en situación de calle.

La iniciativa “Chambeando Ando”, no solo generará una reducción de la desigualdad entre el comercio formal y el hoy conocido informal, sino que dotará de responsabilidades a las personas que ejercen este oficio milenario en el espacio público, como una muestra de la plena conciencia que se tiene sobre que un derecho conlleva a obligaciones. De este modo, se establecerá una instancia institucional de diálogo con las autoridades para llegar a consensos.

A pesar de que la normativa internacional y nacional defiende a los comerciantes populares, y la Constitución de la Ciudad de México estipula en su artículo décimo, en el apartado B, que “Las personas trabajadoras no asalariadas, prestadoras de servicios por cuenta propia, que producen bienes y artesanías y comerciantes, tienen derecho a realizar un trabajo digno y a poseer una identidad formal en la Ciudad de México, a asociarse para defender sus intereses, recibir capacitación, y las demás que establezca la legislación en la materia.”, miles de personas trabajadoras no pueden ejercer en condiciones dignas sus derechos laborales, porque las autoridades prefieren una ausencia de norma que les permita actuar con mayor discreción que si hubiera una normativa clara, lo que muchas veces da espacio al abuso de poder.

Por lo anterior, los comerciantes populares de la capital mexicana proponen una regulación y reordenamiento eficaz del espacio público, con el sustento que marca la Constitución Mexicana en su artículo quinto sobre el trabajo, donde se precisa que: “A ninguna persona podrá impedirse que se dedique a la profesión, industria, comercio o trabajo que le acomode, siendo lícitos”.

La legitimidad de esta iniciativa de ley se sustenta en los derechos consagrados en la Constitución de la Ciudad de México, y en el histórico comercio popular como una realidad permanente que difícilmente desaparecerá, y solo tiene una posibilidad de mejoramiento y control, se trata de la regulación.

La esencia de esta iniciativa no es el debate de si debe o no permitirse el comercio popular, ya que la misma Constitución dicta su regulación, sino más bien encontrar la mejor forma de que se ejerza con la participación del sector.

Hoy la pregunta no es que haya o no una ley del comercio, sino qué ley queremos para ordenar de la manera más eficaz un fenómeno social que garantiza la subsistencia de miles de familias que diariamente inician su jornada de trabajo desde las cuatro de la mañana, premisa que sostiene la presidencia de MODECCOS.

El antecedente a esta iniciativa de ley es la campaña que llevó justamente el nombre de “Chambeando Ando”, que tuvo el propósito de sensibilizar a la sociedad sobre los esfuerzos y retos de los comerciantes populares en el espacio público, mostrando el lado humano de las familias que obtienen su sustento digno de este trabajo. Los testimonios de mujeres y hombres que dedican su vida a vender comida o artesanías para garantizar alimentos, ropa, calzado y estudios a su familia.

El comercio popular es una tradición de siglos de arraigo en nuestro país, cuyo origen se remonta al trueque y actualmente es una forma de vida que conlleva estigmas, señalamientos y también, es un tema que ha sido invisibilizado por las autoridades por años. Es momento de detener esto, y realizar de forma conjunta un marco regulatorio que permita establecer normas claras por el bien de todos y todos los habitantes de nuestra ciudad.

Facebook: www.facebook.com/LeyChambeandoAndo/

Twitter: twitter.com/lchambeandoando

Check Also

Rosario, Ahumada… ¿quién sigue?

Balconeando Francisco Rodríguez Si las versiones sobre una vendetta política son ciertas, aún faltan por encajar ...