¿Solo dos presidentes municipales “malos” de los 17 de Tabasco?

De Primera Mano

Rodulfo Reyes

Usuarios de redes sociales han empezado a reparar en que de los 17 alcaldes que tiene Tabasco, solo dos están siendo cuestionados permanentemente. La interrogante que surge es si los otros 15 están haciendo bien su labor o si hay una abierta campaña sobre los reprendidos.

En ‘Facebook’, Carlos Arturo Palavicini subió el fin de semana un post en el que señala que los presidentes municipales de Centro, Evaristo Hernández Cruz, y de Macuspana, Roberto Villalpando, “son atacados un día sí y el otro también”.

El cibernauta se pregunta si será verdad que aquellos están trabajando mal o si los ataques responden a otros intereses.

Y es que, en lo que va del actual régimen, un cálculo conservador revela que Evaristo y Villalpando reciben el 80 por ciento de señalamientos negativos que circulan en las herramientas de internet.

En el caso del edil capitalino se entiende que su nombre aparezca como materia primaria en la ‘supercarretera de la información’ por su condición de prospecto para la siguiente sucesión gubernamental.

En cuanto al ‘tumbato’ la explicación podría ser que se le tiene en la mira por regir el municipio del cual es originario el presidente Andrés Manuel López Obrador. Esto es, el fracaso de Villalpando por extensión lo es también del régimen de Morena.

En las últimas semanas se acrecentó la salva en contra del paisano de AMLO por la “reaparición” del exalcalde José Eduardo Rovirosa Ramírez, quien mantiene un equipo de “troles” (cuentas anónimas) para defenderse por la demanda judicial interpuesta por el actual Ayuntamiento, debido al mal manejo administrativo en que presuntamente incurrió en el trienio pasado.

Para medir la estrategia en contra de las autoridades de Centro y Macuspana vale mencionar que solo López Obrador es más atacado que ellos.

En términos estrictos ambos le están haciendo un gran favor al gobernador Adán Augusto López Hernández: “atraen” las descalificaciones hacia el nuevo gobierno.

La diferencia es que mientras a Hernández Cruz le sueltan ‘fuego amigo’ –el que le dispara es el experredista Jorge Bracamontes, a quien se señala como ‘prestanombre’ del presunto finado Amet Ramos Troconis–, a Villalpando lo reprenden intereses locales, como sería el caso de Rovirosa Ramírez.

Lo interesante de este fenómeno –que a diario sean garroteados en forma virtual– es conocer hasta dónde ha “hecho tierra” el mensaje negativo.

Si bien se advierte que se trata de una campaña arreglada, no debe faltar el ciudadano de buena fe que llegue a creer la estratagema.

Si usted no cree que se trata de un ardid, vea el siguiente dato: la discusión por la previsible aprobación de la cuenta pública de 2018 del exgobernador Arturo Núñez Jiménez no tiene tanto rechazo como las administraciones de Evaristo y de Villalpando.

Esto significa que el esposo de Martha Lilia López Aguilera posee menos negativos que aquellos, que, en honor a la verdad, son “niños de pecho” en comparación con Núñez, a quien se enjareta el mayor latrocinio a las arcas estatales cometido jamás.

Esto podría ser una maniobra de “alguien” para desviar la atención sobre lo que viene, que es el descrédito al régimen de Morena por el escándalo que provocará aprobar la cuenta del exmandatario más repudiado en la historia de Tabasco.

Por lo pronto a los tabasqueños los están entreteniendo con el tema del agua potable para que no tengan capacidad de reacción ante el manto de impunidad que se le tenderá a Núñez.

PARA SU INFORMACIÓN…

DE ACUERDO CON fuentes del partido en el poder, a través del presidente estatal de Morena, César Burelo, se le pidió la cabeza de cinco funcionarios al alcalde de Cárdenas, Armando Beltrán Tenorio, a cambio de que no tenga problemas con la llamada ‘Cuarta transformación’.

Check Also

Habría acuerdo para aplicar T-MEC, según televisora estadounidense

Ciudad de México 09 Diciembre (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).-Los negociadores comerciales de Canadá, Estados Unidos y …