Home / CirculoDigital / Pocas propuestas y muchos ataques en el Segundo Debate Presidencial

Pocas propuestas y muchos ataques en el Segundo Debate Presidencial

*Coinciden en temas de aumento al salario, Protección a Connacionales ante las amenazas de Donald Trump y crear las condiciones para reincorporar a los migrantes a la sociedad

Ciudad de México, 20 de Mayo (JUAN R. HERNÁNDEZ/ MENSAJE POLÍTICO/ CÍRCULO DIGITAL).-Con una propuesta de expropiar Banamex y hasta un abrazo entre candidatos pedido por el Jaime Rodríguez “El Bronco”, los calificativos de López Obrador de “Ricky Riquín” y “canallita” a Anaya, así como señalamientos de “ideas viejas” y ser un “farsante y cínico” al tabasqueño por parte del panista, así fueron los temas que prevalecieron durante el Segundo Debate celebrado en Tijuana.

En los primeros minutos del segundo debate presidencial, los cuatro candidatos coincidieron en que el presidente Donald Trump ha ofendido a México con sus polémicos dichos.

Otro de los temas en los que coincidieron los candidatos a la Presidencia de la República fue en la necesidad de elevar el salario mínimo en México, aunque difirieron en la forma en que se podría hacer.

En el marco del segundo debate organizado por el INE en la Universidad Autónoma de Baja California, los abanderados respondieron a la pregunta de uno de los asistentes, sobre sí o no, aumentar el salario mínimo y cómo.

José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos por México, se pronunció porque la distancia de norte a sur se haga más breve. “Vivimos tres brechas, norte y sur, hombre y mujer, mexicanos que tienen mucho y mexicanos que no tienen nada, tenemos que cerrarlas”.

En su turno, el abanderado de Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, dijo que no podemos hablar de un acuerdo comercial, sino se busca la igualdad en los salarios, pues es mucho el deterioro del salario mínimo en México.

A su vez, el candidato de Por México al Frente, Ricardo Anaya, dijo que no se trata sólo de que haya trabajo, sino que esté bien pagado, por lo que dijo que aumentará de inmediato el salario mínimo a cien pesos y que toda la gente que gana menos de diez mil pesos no pague impuesto sobre la renta.

Finalmente, el abanderado independiente, Jaime Rodríguez Calderón, sostuvo que si bien no debe existir el salario mínimo, el asistencialismo mata, pues hay miles de mexicanos que viven de ella, por lo que con esos recursos se podría potenciar a 335 pesos el salario mínimo.

Entre las propuestas que hizo el candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, consideró que la mejor política exterior es la interior, por lo que es preciso fortalecer la economía para que haya empleos en México y que la gente no tenga la necesidad de emigrar.

Señaló que de ganar los comicios del 1 de julio próximo, sacará al país del atraso, pues tiene lo que necesita para ser una potencia y ser la capital del mundo en cuanto a aplicación de la justicia, además de que cuenta con riquezas naturales y un pueblo trabajador, pero le hace falta un buen gobierno.

En su participación López Obrador planteó que en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se incluyan mejoras salariales y la firma de una alianza para el progreso que incluya a México, Estados Unidos, Canadá y las naciones de Centroamérica para mejorar las condiciones económicas y laborales.

Además, establecer la sede del Instituto Nacional de Migración en esta frontera, además de que Alicia Bárcena sea la representante de México en la ONU, e insistió en su planteamiento de que los 50 consulados de México en Estados Unidos se conviertan en procuradurías de la defensa del migrante, por lo que enfatizó que la relación con Estados Unidos, será de amistad, no de subordinación.

Otra de sus propuestas fue aumentar los salarios mínimos por lo menos al doble en el país, pues aseguró que en Estados Unidos los trabajadores ganan al menos 10 veces más.}

Al respecto, el abanderado de los partidos Morena, del Trabajo y Encuentro Social ejemplificó el deterioro de esta percepción, aludiendo que en 1988, con un minisalario, se compraban 50 kilos de tortilla y ahora sólo se compran seis kilos.

En réplica al aspirante Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente a la Presidencia de la República, sostuvo que cuando el tabasqueño fue jefe de gobierno capitalino es el periodo en el que más inversión directa recibió la Ciudad de México, con una cifra de 37 mil millones de dólares, por lo que “nunca en la historia había llegado tanta inversión extranjera y a las pruebas me remito”.

“Eres un farsante, cuando fuiste Gobierno del Distrito Federal, la tasa de desempleo aumentó 63 por ciento y la inversión creció la mitad de lo que aumentó a nivel nacional”, espetó Anaya.

Además, reclamó a Andrés Manuel López Obrador la caída en la inversión cuando éste fue Jefe de Gobierno, ya que las cifras que menciona el tabasqueño, dijo, incluyen la venta de instituciones bancarias, lo que no generó empleos en la capital.

Sobre las propuestas de Anaya Cortés, prometió que en caso de ganar el 1 de julio aumentaría de inmediato el salario mínimo a 100 pesos y en los primeros cuatro años de gobierno duplicarlo, además de que toda la gente en el país que gane menos de 10 mil pesos no pagaría Impuesto sobre la Renta.

El abanderado del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano refrendó que bajaría el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en la frontera, además de que implementaría un plan nacional de infraestructura para hacer más competitivo a todo el país.

Asimismo, se pronunció por diversificar y replantear la relación con Estados Unidos.

“Seré un presidente que actúe con dignidad y defenderá el interés nacional. Vamos a poner todo sobre la mesa con firmeza”, dijo y recordó que “en seguridad nos necesitan y mucho”.

Subrayó que con Estados Unidos “queremos una relación de respeto, pero de respeto mutuo. El respeto tiene que ser de ida y vuelta”.

Al referirse a la legalización de la marihuana, afirmó que “legalizar una droga resuelva los problemas de violencia en el país”, pero ofreció impulsar una discusión con “criterios técnicos” sobre la legalización o no de la marihuana.

Prometió que en caso de ganar el 1 de julio combatiría la corrupción e impulsaría policías “limpias”, además de que atacaría las causas de la inseguridad promoviendo la cultura y el deporte.

Asimismo sostuvo que implementaría una nueva estrategia, al tiempo que exigiría que Estados Unidos haga su parte y disminuya el consumo de drogas así como la reducción del ingreso de armas desde ese país.

Anaya recordó que propone un plan con 135 acciones, con puertos, aeropuertos y carreteras, “no las locuras” del abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, a quien señaló de plantear “disparates” en sus libros.

Sobre el tema de los “dreamers” y migrantes, advirtió que para la defensa de los “dreamers” en Estados Unidos acudiría a organismos multilaterales y pondría “todo sobre la mesa” en la negociación bilateral, y dijo: “yo sí voy a estar del lado de los migrantes”.

Ofreció para defender a migrantes duplicar recursos a los consultados, una iniciativa integral para que quienes regresan encuentren las mejores condiciones a su llegada hasta su reinserción a la vida laboral y comunitaria, además de garantizar por ley la representacion de migrantes en el Congreso.

Criticó a los abanderados de las coaliciones Todos por México, José Antonio Meade, y Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, a quienes llamó “hipócritas” al decir que el primero se fue a estudiar a Estados Unidos “pagado por el gobierno mexicano” y el hijo del segundo “estuvo estudiando en España, ¿pues no que muy nacionalista?”.

En su oportunidad, José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos por México, aseveró que se debe cambiar el rostro de la frontera Sur para convertirla en un espacio de dignidad y desarrollo, trabajar en la comunidades de origen, “porque cada vez que logremos que un joven consiga trabajo, que termine la preparatoria, no buscará irse a la frontera norte”.

Dijo que de ganar la presidencia, su gobierno trabajaría para que los migrantes tuvieran empleo, servicios de salud, creditos, se reincorporen a la sociedad, y trabajaría con abogados para que se les reubiquen.

Asimismo propuso incrementar en 100 por ciento el presupuesto a consulados, dar respaldo jurídico a los migrantes en retorno, protección a sus derechos, orientación sobre salud y economía para reincertarlos a la sociedad y se les dignifique.

Meade Kuribreña está de acuerdo en seguir trabajando y encontrar coincidencias con el resto de los candidatos en beneficio de los migrantes, porque son muchas las causas que deben unir a los mexicanos, dijo.

Sobre el la postura que adoptaría ante la actual administración de EU, señaló:

“En mi gobierno no vamos a permitir ningún acuerdo, de ningún tipo y de ningún tema, si no es bajo el respeto a los mexicanos”, dijo.

Durante el Segundo Debate de los candidatos a la presidencia de la República, consideró que el valor se acredita de frente y no con brabuconerias e insultos.

“Queremos que nos escuchen los migrantes en casa: no vamos a descansar hasta que ustedes estén tranquilos. No les vamos a fallar”, aseveró.

Meade Kuribreña reconoció que vivimos tres brechas: “Norte y Sur, hombre y mujer, mexicanos que tienen mucho y mexicanos que no tienen nada. Tenemos que cerrarlas”, puntualizó.

Explicó que gracias al TPP11, al que Morena se negó, México se ha abierto a un mercado de 500 millones de consumidores que representa el 13 por ciento del Producto Interno Bruto mundial.

Sobre el tema del ingreso de armas a territorio nacional, Meade aseguró que en un año blindaría la aduana para detectar cada arma que ingrese a México.

Reconoció que a la fecha no hay un protocolo para controlar la entrada de armas en las aduanas, donde llegan 70 millones de vehiculos que cruzan esta zona del país, sin un control absoluto.

Aseveró que se debe invertir en salud para atender a los migrantes, que en muchos casos son niños y adolecentes que no están acompañados y que padecen hambre y están en condiciones precarias.

También nuevamente recordó a Andrés Manuel López Obrador, que sacar a los criminales de las cárceles, para regresarlos a sus comunidades, no tiene ni pies ni cabeza. Sería muy delicado para las familias de México.

Finalmente, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, candidato sin partido a la Presidencia de la República, se pronunció a favor de las economías abiertas, por lo que se dijo a favor de potenciar la economía mexicana para competir en el mundo.

En el segundo bloque del debate presidencial de esta noche, el abanderado subrayó que se debe potenciar al campo mexicano, que está descuidado, a través de subsidios, no asistencialismo.

De igual forma, se pronunció por “liberar la libertad” y prometió que de llegar a la Presidencia de la República para potenciar la economía mexicana bajaría impuestos y eliminaría el que se aplica a las gasolinas. Aprovechó para decir al público que reflexionen bien su voto, basado en las propuestas de cada candidato.

Ante amenazas de Trump, el candidato independiente expuso que su propuesta en materia de comercio exterior es dejar la dependencia hacia Estados Unidos y diversificar los mercados del país.

Dijo que de llegar a la Presidencia de la República, promovería las relaciones comerciales hacia otros mercados como son Asia, India, Korea, Japón, Sudamérica y, por supuesto, el mismo territorio nacional.

Llamó a dejar traumas del mexicano como “ratón chaparro” y dijo que en su eventual gobierno le hablaría claro al presidente estadounidense Donald Trump, y sugirió que en el actual Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que se negocia se incluya el petróleo y la banca, como no se hizo en el anterior.

Ante ello, el candidato independiente “El Bronco”, dijo que “tenemos que hablarle claro” al presidente Trump y hablarle directo para que entienda. “Yo me le voy a poner enfrente para hablar y negociar” en el TLC. Incluso se dijo dispuesto a expropiar firmas como Banamex.

Señaló que compararnos con los animales es algo que nos molesta, “pero a veces los humanos hacen más daño con el veneno de su boca”. A la pregunta de uno de los ciudadanos del público, propuso ver hacia otros mercados, como Asia, India, Corea, Japón y Sudamérica.

Prevalecen descalificaciones y ataques

Entre los principales ataques destacaron el de Ricardo Anaya contra AMLO al decirle que dice disparates respecto a construir vías ferreas en lugares donde se han subutilizado. López Obrador calificó al panista como un “demagogo canallita”.

Meade puso distancia y dijo que el demagogo es él (AMLO) y Ricardo, pues “no somos iguales”. El único que tiene una vida limpia que puede acreditar sus ingresos “soy yo”.

El priísta también acusó a Nestora Salgado de ser secuestradora y estar libre por una falla en la policía.

“Esto, Andrés Manuel, queda en tu conciencia”, le reprocha al referirse a la candidatura de Salgado.

Por su parte “El Bronco” afirmó que los partidos políticos son lo mismo y que los tres candidatos son unos “ratas”. Después, exhortó a AMLO a darle abrazos a Meade y a Anaya.

Anaya acusó a Meade y a AMLO de hipócritas, al decirle a Obrador que mandó a su hijo a estudiar a España y a Trump de ir a estudiar a EU pagado por el gobierno de México.

“Se necesita ser muy cínico”, le contestó el priísta y le recordó que su familia vivió en Atlanta. Mientras que el tabasqueño calificó al panista como “Ricky Riquín canallín”.

Check Also

Lanza AXA primer seguro para diabetes en México

La Diabetes Mellitus tipo 2 afecta a cerca de 7 millones de mexicanos, cada año cobra la vida de más de 98 mil personas, siendo el padecimiento metabólico más mortífero entre la población; por ello AXA México diseñó el primer seguro de gastos médicos mayores que ofrece un respaldo financiero para cubrir los gastos de enfermedades asociadas a la diabetes y las complicaciones de la misma.