Home / CirculoDigital / Niños con alto coeficiente intelectual sufren igual que quienes poseen una discapacidad motora

Niños con alto coeficiente intelectual sufren igual que quienes poseen una discapacidad motora

Ciudad de México a 17 de septiembre (CÍRCULO DIGITAL).-La presidenta de la Comisión Especial para impulsar a Estudiantes de Altas Capacidades Intelectuales, diputada Juana Aurora Cavazos Cavazos (PRI), sostuvo que menores con alto coeficiente intelectual sufren exactamente igual que quienes poseen una discapacidad motora; por ello, es necesario una política pública que permita detectarlos y establecer un presupuesto etiquetado para su adecuado desarrollo.

La legisladora dijo que en México prácticamente el 90 por ciento de estudiantes altamente destacados son infelices, porque el actual sistema educativo no les cumple sus expectativas y, en ocasiones, llegan al punto de sufrir acoso de los compañeros y el señalamiento del profesor.

Ante este panorama, Cavazos Cavazos explicó que los integrantes de la comisión especial diseñan una iniciativa que plantea reformar la Ley General de Educación en materia de altas capacidades intelectuales, a fin de que estos menores impulsen no solamente su nivel intelectual, sino todos los aspectos de desarrollo social y emocional.

El proyecto de iniciativa indica que del 96 por ciento de niñas y niños con un coeficiente intelectual, al menos 130 perderán habilidades y capacidades antes de llegar a la vida adulta, debido a las grandes barreras sociales tales como intimidación, mal diagnóstico, aislamiento y depresión que detiene su interés por aprender.

También sostiene que 80 por ciento de estos menores reportan haber sido intimidados en la escuela, y cerca del 93 por ciento fueron diagnosticados erróneamente con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, llevándolos al extremo de consumir medicamentos que inhiben su capacidad intelectual; de ahí la importancia de legislar en la materia.

El secretario de la Comisión de Derechos de la Niñez, diputado Rafael Hernández Soriano (PRD), señaló que la modificación al ordenamiento de educación no busca que se hable de un grupo especial de la sociedad, sino de una transformación educativa para quien tiene altas capacidades; debemos recordar que “las mejores sociedades son las que no excluyen”.

La diputada Lorena Corona Valdés (PVEM), añadió que las reformas a la Ley General de Educación deben establecer el concepto de estudiantes de altas capacidades, y especificar un párrafo para que la Secretaría de Educación Pública establezca escuelas de tiempo completo y poder atender estudiantes con alto coeficiente intelectual.

Mirna Isabel Saldívar Paz, diputada de Nueva Alianza, consideró indispensable que esta ley tenga un funcionamiento adecuado para permitir a los menores con altas capacidades ser integrados al sistema educativo con la calidad que ellos requieren.

Por Movimiento Ciudadano, el diputado Germán Ernesto Ralis Cumplido afirmó que la reforma tendrá que definir los parámetros de estos infantes y buscar, dentro del presupuesto, si existe un monto para impulsar su educación y de ser así, se garantice su correcto funcionamiento. “Lo que queremos es que los alumnos desarrollen sus actitudes destacadas”.

La diputada priista Rosa Guadalupe Chávez Acosta detalló que aprobar esta reforma implicará dotar de herramientas a menores destacados y se les facilitará su acceso a la justicia social, para que encuentren su nueva realidad. “Adelantarlos de grado no ayuda a los infantes, ya que a pesar de maduros intelectualmente, les cuesta trabajo adaptarse en su entorno; se requiere de un acompañamiento integral”.

Su correligionaria, la diputada Lucely Del Perpetuo Socorro Alpizar Carrillo, mencionó que niños con altas capacidades enfrentan un transitar incierto; por ello, es fundamental que la SEP firme convenios con la Secretaría de Salud para que aquellos alumnos que muestren aptitudes fuera de lo normal, tengan acompañamiento oficial y se les permita su desarrollo intelectual.

Verónica Martínez, representante de la asociación civil IQMAS, expuso que los padres de los alumnos de alto coeficiente intelectual se encuentran muy satisfechos con la labor de los legisladores, ya que a pesar del corto tiempo de la instalación de esta comisión, se han logrado avances significativos en la materia y que los infantes tengan visibilidad.

En tanto, Guillermo Rivera Aguilar, representante de la Secretaría de Educación de Jalisco, anunció que en la entidad arrancó operaciones el primer Centro para Altas Capacidades, donde se admitieron 105 alumnos que pasaron por cuatro etapas de evaluación la sorpresa fue que el mínimo de coeficiente intelectual llegó a un IQ de 137.

Check Also

Nace la Fiscalía Europea

POR LA ESPIRAL Claudia Luna Palencia   Con la pata coja, así es como la ...