De Iguala, nada está escrito

Análisis a Fondo

*Francisco Gómez Maza

  • De mentira a mentirotas
  • Pide EU seriedad a México

 

Iguala, Ayotzinapa, los 43, la PGR, Peña Nieto, violación de los derechos humanos, desapariciones forzadas, Comisión Interamericana de Derechos Humanos, GIEI darán mucho que decir todavía,  en lo que resta del sexenio peñista y espero que todo cambie del 2018 en adelante. Seré muy ingenuo pensando que todo puede cambiar para bien, pero lo único que me queda ya en este mundo es soñar y dormir con los ojos abiertos, como  un dogwatch.

Yo no entiendo que les pasa a los gobernantes mexicanos que hablan de una cosa y hacen otra. Que aceptan, que no aceptan, que investigan, que mienten, que, bueno… Inclusive la mismita embajadora de Barack Obama en la ONU urge a Peña Nieto a tomar en cuenta el informe del GIEI, y ya sabemos que el tal grupo de investigadores le caen en el hígado al gobernante mexicano, porque le han descubierto muchas verdades, graves verdades, entre el cúmulo de mentiras de los encargados de la “investigación” del caso de los estudiantes de Ayotzinapa.

(Yo tengo una teoría, desde momentos después de que ocurrió el secuestro de los estudiantes aquella noche de septiembre del 14 se trataba de dar una lección a los muchachos y maestros de Ayotzinapa por ser una e escuela de revolucionarios, de marxistas, de guerrilleros, de enemigos del gobierno, y por eso desaparecieron los 43, no a  manos del crimen organizado, sino a manos de fuerzas policiales. Es sólo una teoría debido a mi prolongada experiencia de periodista, reportero de investigación desde cuando ni siquiera existía el término periodismo de investigación.

Pues sí, Samantha Power, representante permanente de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, pide que se realice una “investigación imparcial, que las víctimas y sus familias merecen” Samantha Power, representante permanente de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, urgió al gobierno mexicano a “tomar con seriedad todas las recomendaciones contenidas en el reporte” del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), presentado el domingo 24 de abril pasado sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero. En un comunicado, Power pide que se realice una “investigación imparcial que las víctimas y sus familias merecen”. Los familiares de los 43 normalistas, dice, “continúan sufriendo tremendamente por no saber qué pasó con sus seres queridos”

De veras, amigos, no creo que les importe mucho a los de la clase política lo que están padeciendo los familiares de los desaparecidos. En México hay miles. Como 20 mil desaparecidos y a quien le va y a quien le viene lo que padecen sus familiares. A muchos los desaparecen porque son latentes subversivos. El gobierno les tiene pánico a los subversivos. A los marxistas. A los trotskistas. Y hasta los lopezobradoristas, que son blancas palomas ante lo aguerrido de los maestros democráticos de Chiapas y Oaxaca, a quienes, si pudiera, el niño Nuño mandaría ipso facto a desaparecer porque son una rémora para la reforma educativa.

Mientras tanto, Carlos Beristaín, integrante del GIEI, acusó que el video presentado por Tomás Zerón de Lucio, director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, corresponde a una tergiversación de la realidad. En conferencia de prensa, Beristain indicó que el funcionario tiene información videográfica que no se encuentra en la averiguación previa de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el 26 de octubre de 2014, en Iguala, Guerrero. Reiteró que dicho material fue editado, lo que “constituye un comportamiento impropio de un director de la Agencia de Investigación Criminal de México”.

“El video presentado por el señor Zerón está editado; la aparición de miembros de la Marina corresponde a un momento posterior”, dijo. Consideró que las declaraciones del funcionario público son graves y que agravan la situación del caso Ayotzinapa. “La explicación de Tomás Zerón está en contradicción con los estándares internacionales de investigación”, señaló. Beristain  dijo que se debe tomar declaración a todos los funcionarios que estuvieron en el Río San Juan para esclarecer las circunstancias de los hechos. Sobre los 47 casos señalados de tortura, dijo que han presentado 17 casos verificados, pero que puede haber más verificables. “En el informe documentamos 17 casos, con referencias médicas, con evaluación de lesiones, y esa metodología puede aplicarse al resto de los casos”. Claudia Paz destacó que se deben desarrollar todas las condiciones para que la investigación se realice con independencia y sin interferencias. “Para nosotros es muy importante que haya una continuidad de esta supervisión internacional, sobre todo en el aspecto de la atención a las víctimas”, afirma Alejandro Valencia, quien además resaltó que pueden ser llamados a consulta por las autoridades y “estamos dispuesto a colaborar”.

En el Río San Juan, el rescate de restos óseos permitió la identificación de Alexander Mora Venancio, uno de los 43 normalistas desaparecidos

El GIEI solicitó que la investigación sobre la actuación de Tomás Zerón en el Río San Juan se realice de forma independiente y sin que el funcionario se auto-investigue, puesto que así lo marcan las normas internacionales e incluso las leyes orgánicas de la PGR, ya que una indagatoria de este tipo no se puede realizar, de forma profesional, si la investigación no se realiza por alguien ajeno a los hechos denunciados. En respuesta a la conferencia de prensa que ofreció el funcionario de la PGR, los expertos internacionales refrendaron que ésta diligencia del Río San Juan debió integrarse a la averiguación previa, puesto que el imputado, Agustín García Reyes, alias “El Chereje”, ya había sido puesto a disposición del Ministerio Público General y era éste quien debía dirigir la investigación porque así lo ordenan las leyes mexicanas. Además, los expertos del GIEI denunciaron que García Reyes, cuando fue detenido no presentaba ningún tipo de lesión y al momento de estar presente en el Río San Juan se certificaron 30 lesiones, lo cual quiere decir que existen indicios de tortura entre el momento de su detención y la hora en que se realizó la diligencia para recuperar cuatro bolsas con restos óseos en el río. Los peritos internacionales también señalaron que en los propios videos mostrados por Zerón de Lucio se observan cuatro bolsas recolectadas por elementos de la PGR, pero solo una de ellas fue anexada a la cadena de custodia, lo que demuestra que la diligencia del Río San Juan, realizada el 28 de octubre de 2014, se realizó sin respetar el debido proceso y los protocolos de investigación. Sobre lo dicho por la PGR, en el sentido de que el secretario técnico del GIEI, Omar Gómez, estuvo presente en la diligencia, los expertos aseguraron que se trata de una tergiversación, puesto que esta persona se encontraba en el basurero de Cocula y no en el Río San Juan, lugares que están distantes a más de 50 minutos en vehículo, por lo que no se puede avalar una diligencia estando a larga distancia.

Mucha aguasangre va a correr todavía del caso Cocula, amigos. Esperen el siguiente capítulo.

*Periodista

analisisafondo@gmail.com
@AFDiario @analisisafondo

Check Also

Impulsa PT salud mental de estudiantes de nivel básico

Propone la obligación de que las escuelas cuenten con psicólogos o psiquiatras para atender trastornos …