Home / Política / Cédula de identidad, con irregularidades y pérdidas millonarias

Cédula de identidad, con irregularidades y pérdidas millonarias

Ciudad de México, 12 de mayo 2015 (Círculo Digital).- La Secretaría de Gobernación (Segob) registra diversas irregularidades en el proceso de la cédula de identidad al registrar recursos transferidos sin comprobar, sobreprecios, incumplimientos de contrato sin penalizaciones además de equipos inservibles, obsoletos y robados.

De acuerdo con el periódico La Crónica, otras irregularidades en la malversación de dinero público son deficiencias en el manejo de datos biométricos, compra de materiales caducos o de baja calidad, traspasos millonarios sin la prestación de algún servicio y la contratación innecesaria de personal, calificado como incompetente pero con salarios excesivos.

Estas pifias o estafas cometidas desde 2009 han sido acreditadas en reportes de diversos organismos como Talleres Gráficos de México, Transparencia Mexicana y Auditoria Superior de la Federación (ASF).

Desde la fiscalización de la Cuenta Pública 2008, la Auditoría Superior de la federación (ASF) detectó riesgos económicos y pidió a la Segob “establecer un programa con objetivos, estrategias, asignación de recursos, responsables y tiempos de ejecución en torno a la Cédula”. Pero nada se hizo y en 2011 recomendó incluso a la Cámara de Diputados suspender la asignación de recursos para el proyecto.

Entre 2011 y 2012, la Auditoria detectó que Gobernación supuestamente transfirió a cinco entidades registradoras de datos un total de 202.5 millones de pesos, de los cuales al menos 154 millones no fueron comprobados. Y denunció pagos en exceso a personal contratado para tal efecto.

La ocupación de decenas de plazas en la Segob —en especial de mando—, sin evaluaciones objetivas ni procesos transparentes de selección, fue alertada por la ASF desde 2009: descubrió que los reclutados no cumplían con la escolaridad y experiencia requerida para la expedición de la cédula, además de que su trabajo resultó fantasma.

Por otra parte, la licitación para vender dos mil equipos especializados en la obtención de datos biométricos por casi 300 millones de pesos fue ganada por Smartmatic, empresa conocida como especialista en fraudes electorales e investigada por el FBI y el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por evasión fiscal y pago de favores a funcionarios públicos para adjudicarse contratos.

La Auditoría también comprobó que en el propio contrato con Smartmatic, la Segob ignoró “el inventario y verificación del funcionamiento de los equipos biométricos, la capacitación del personal que los operaría, el calendario de entregas y las penas convencionales por fallas”. Tampoco hubo transferencia de tecnología, pólizas de seguro ni de responsabilidad civil.

El rotativo escribió que casi un año después de la entrega teórica de equipos, “éstos se encontraban almacenados, pese a que debían haberse repartido en los estados”, y decenas de computadoras habían sido enviadas a servicio técnico, porque la proveedora, además de cambiar la marca comercial de última hora, instaló una memoria RAM errónea.

Para 2011, la ASF verificó que muchos equipos estaban en bodegas, sin utilizar y otros tantos habían sido robados. Nunca se proporcionó evidencia sobre su reposición o los resultados de las denuncias presentadas.

La contratación del Servicio Nacional de Identificación Personal (que incluía un centro de integración de base de datos y servicios de almacenamiento y manejo de biométricos), que ganaron a finales de 2009 los licitantes Axtel-Unisys de México por casi 765 millones de pesos, también dejó al descubierto negligencias y dispendio.

En el informe presentado por Transparencia Mexicana como testigo social ya se cuestionaba, el ejercicio de un excesivo gasto público en una época de crisis en el país. A la par de contradicciones en el proceso, se notó la prisa de Gobernación, “al plantear la necesidad de concluir las juntas de aclaraciones a la brevedad posible, aún con la recomendación de dar tiempo suficiente para contestar dudas”.

La propia Auditoria reportó en la Cuenta Pública de 2011 “deficiencias en el servicio contratado para la transmisión de datos que no son enviados en tiempo real a la Secretaría y quedan como pendientes de envío”.

Al final, el contrato millonario de cuatro años —2009 a 2012— con Axtel-Unisys culminó en nada, en costal roto.

Hoy el software quedó rebasado y a nivel federal se carece de la infraestructura para continuar el programa. Se pagaron otros 300 millones de pesos al Instituto Nacional de Administración Pública para recuperar los descascarados maletines biométricos, se firmó un convenio con el Instituto Politécnico Nacional para rescatar las maltrechas bases de datos en poder de Axtel y otro acuerdo con los gobiernos de los estados para resguardar los olvidados módulos de registro.

“De la promesa de emitir 80 millones de cédulas de identidad se pasó a 25.7 millones de documentos para menores… Sólo en el papel, porque la administración de Felipe Calderón logró apenas el registro de 6 millones 877 mil 352 niños, el 8 por ciento del plan original. Y peor aún: se entregaron 3 millones y medio de cédulas, es decir, a la mitad de los registrados, más otras 431 mil en la presente administración”, termina el impreso. (Con información de La Crónica)

Check Also

COLIMA, Colima, 12 de diciembre, (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).—El candidato de la alianza PAN, PT y Partido Humanista a la gubernatura estatal, Jorge Luis Preciado, advirtió que el cambio en esta entidad ya es inevitable, y va a ocurrir “contigo, sin ti y a pesar de ti”, en referencia a quienes se niegan a aceptar la alternancia política.

Colima va a cambiar, contigo, sin ti, y a pesar de ti: Preciado

COLIMA, Colima, 12 de diciembre, (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).—El candidato de la alianza PAN, ...